Está bien documentado que los niños con todas sus capacidades de aprendizaje intrínsecas tienen un punto de ventaja sobre el resto de nosotros a la hora de aprender un nuevo idioma (algo que realmente no es así, como veremos más adelante), por lo que es natural lamentar el hecho de que no fuiste criado por un padre italiano y una madre china en Alemania (el comienzo trilingüe de la vida hubiera sido agradable, ¿verdad?).

Pero no es cierto que los adultos deben dejar de lado sus objetivos para aprender un nuevo idioma. Si bien no te despertarás sabiendo italiano, chino o alemán, con el enfoque correcto y con mucha dedicación, no hay razón por la cual los adultos no puedan aprender un nuevo idioma. Es una cuestión de ajustar tu mentalidad.

Ademas de todo esto recientes estudios neurolingüísticos ha demostrado que los adultos tienen más facilidad para aprender un idioma que un niño debido a una serie de razones que te muestro a continuación.

1. Puedes cambiar tus expectativas

Si comienzas a aprender después de la infancia, es poco probable que logres un acento nativo. ¿Pero a quién le importa? La fluidez significa cosas diferentes para diferentes personas, y de todos modos, ¿quién dijo que aprender un idioma extranjero tiene que ser para pasar como nativo? El punto del aprendizaje de idiomas es comunicarse con otros seres humanos.

Estas son metas muy razonables para los estudiantes adultos:

  • «Quiero camuflarme entre los italianos y no ser descubierto como extranjero «
  • » Me gustaría hablar tan bien como lo hice en secundaria «
  • » Quiero leer libros de nivel intermedio en italiano «
  • » Quiero conversar con lugareños en una plaza mientras estoy de vacaciones . «

 

2. Eres libre de hacer lo que quieras

Ahora ajustaremos nuestra idea de lo que significa el éxito para ti, consideremos dos estudiantes: un niño de seis años cuyos padres lo han inscrito para las clases de inglés del fin de semana, y un adulto que estudia después del trabajo. ¿A quién crees que le irá mejor después de un año? La mayoría, sabiendo que los niños poseen cerebros «esponjosos», elegirían a los seis años. Él está aprendiendo sin siquiera intentarlo, ¿verdad?

Otros, sabiendo de la experiencia de la vida que la motivación y la actitud son marcadores valiosos para el éxito, cubrirían sus apuestas en el adulto. Y tendrían un punto. Piénselo: está en clase porque quiere aprender. El ha pagado con su propio dinero y se ha tomado el tiempo de su día o vacaciones para estudiar. Tiene un objetivo claro en mente y conoce los pasos necesarios para ayudarlo a lograrlo. Debido a que tiene un objetivo, se aplica dentro y fuera del aula y se sorprende cuando termine el año.

Si bien no parece cierto que un adulto mejorará más que un niño, esto es muy probable. Los niños, por más jóvenes y flexibles que sean, se distraen fácilmente, necesitan descansos regulares y no son conocidos por haberse aplicado activamente en el aula. ¿Adultos motivados por otro lado? Seguro.

3. Eres más económicamente estable

Es probable que los estudiantes adultos más maduros tengan la mayor libertad de elección que viene con estar financieramente establecido. No es ningún secreto que pasar un tiempo inmerso en el extranjero en una nueva cultura y un nuevo idioma mejora tu aprendizaje, y los estudiantes adultos a menudo pueden optar a esta experiencia.

Ya sea jubilado, de vacaciones o en un año sabático, los estudiantes adultos se benefician enormemente de períodos de estudio o viajes en el extranjero. Y de nuevo, como en el ejemplo del aula anterior, esta experiencia es su elección personal en lugar de la meta de sus padres y, por lo tanto, es muy probable que sea fructífera.

4. Tu tienes el beneficio de la experiencia previa.

Los estudiantes adultos ya han alcanzado la fluidez en al menos un idioma: el suyo propio. A través de años de conversación, escritura y espionaje en su lengua materna, han acumulado una gran cantidad de conocimiento (aunque quizás inconsciente) sobre cómo funciona su lenguaje. Esta base de conocimiento se vuelve extremadamente valiosa cuando se aprende un idioma adicional, especialmente si comparte una raíz con su lengua materna (como español / italiano o inglés / alemán).

Los estudiantes adultos pueden usar activamente su lengua materna como un punto de partida, considerando las conexiones entre los patrones gramaticales o el vocabulario de las dos lenguas. Las diferencias entre los idiomas contrastantes, por otro lado, son más fáciles de analizar por las mentes adultas. Esto en sí mismo es otra forma positiva de participar activamente con el aprendizaje de idiomas.

5. Tienes años de experiencia en el estudio.

Tu experiencia anterior no termina allí: como adulto, tienes experiencia previa de aprendizaje en las clases. Piénsalo: en la escuela y en la universidad, probablemente te convertiste en un estudiante bastante competente y luego recogiste toda una serie de habilidades como cambiar un neumático, cultivar un huerto, dirigir una pequeña empresa, discutir con un jefe, criar a niños, etc. Podrías fácilmente escribir un ensayo titulado «Aprendo mejor cuando …» en poco tiempo.

Esta conciencia de sus propias estrategias de aprendizaje y pensamiento se llama metacognición y es una herramienta asombrosa para usar cuando aborda un nuevo idioma. Afortunadamente, hay muchas formas de aprender un idioma, que van desde clases semanales hasta cursos de idiomas en el extranjero (y sí, es posible aprender un nuevo idioma en un año). Si bien un niño todavía debe aprender cómo preferirían abordar un tema nuevo, tiene el beneficio de la experiencia pasada y puede elegir un método que le convenga.

6. tienes perspectiva

No solo puede reunir el tipo de motivación y habilidades de estudio que un niño no puede, sino que también tiene perspectiva. Sabes que la vida es un viaje y que aprender un nuevo idioma es solo una forma, quizás una de las mejores maneras, de conocer el mundo y hacer que ese viaje sea un poco más interesante. Es una ventana a una nueva cultura, una nueva perspectiva de la vida y le brinda la oportunidad de conectarse con personas completamente nuevas, de todo tipo de rincones fascinantes de nuestro mundo. Aprender un idioma es una herramienta para ese fin y tus habilidades no tienen que ser perfectas para poder comenzar a cosechar esos beneficios.

Entonces, ¿quién es mejor para aprender un nuevo idioma: niños o adultos?

Incluso si no hay un período crítico para aprender un idioma, todavía queda la cuestión de quién puede aprender más rápido. Podemos dividir esto en varias categorías para facilitar la digestión.

Pronunciación

Como adultos o adultos jóvenes, la pronunciación es nuestro punto débil. La mayoría de las fuentes tienden a estar de acuerdo en que, si bien es raro que los adultos adquieran un acento completamente nativo en un nuevo idioma extranjero, no sucede con tanta frecuencia. Los niños son más hábiles para aprender y usar los sonidos de un idioma.

Pero para la mayoría de los adultos, esto realmente no importa. Es más importante que se entienda que suena como un nativo perfecto. Después de todo, ¿no es por eso que estás aprendiendo un idioma extranjero en primer lugar, para comunicarte con los demás?

Y en ese sentido hay un largo historial de personas que pueden comunicarse bastante bien en un segundo idioma que se aprendió más tarde en la vida. Además, si realmente quieres hablar como un nativo, ¡adelante! Aún es posible que puedas ser uno de esos pocos adultos que realmente clava la pronunciación en su segundo idioma.

Gramática y vocabulario

En gramática y vocabulario, los adultos y los adolescentes en realidad superan significativamente a los niños muy pequeños en el corto plazo. A largo plazo, los niños pequeños eventualmente superarán a los grupos de mayor edad, pero solo si están expuestos al idioma extranjero lo suficiente.

De hecho, si se enseña a un niño pequeño en un ambiente formal, él o ella nunca alcanzará al adulto en absoluto. Lo escuchaste bien. A veces, los adultos realmente pueden superar a los niños cuando se trata de un idioma extranjero.

Lectura y pensamiento complejo

Si eres un buen lector en tu idioma nativo, probablemente serás un buen lector en un idioma extranjero. Eso se debe a que los adultos son buenos en tomar conocimiento que ya tienen y aplicarlo a un conocimiento nuevo muy similar que están tratando de adquirir. ¿Por qué reinventar la rueda cuando puedes hacer algunos ajustes?

Y, de hecho, la lectura y todo lo relacionado con el pensamiento complejo es donde los adultos realmente brillan. El período crítico de ninguna manera se aplica aquí, y de hecho la oposición podría decirse: Cuanto mayor sea, mejor.

Si este tema te interesa, aquí tienes otro blog en en que hablan de este tema, en cualquier caso puedes dejar un comentaría indicando si estás de acuerdo con este tema.

Post relacionado: ITIL, como llevar tu empresa al exito


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: