Mente abierta

En primer lugar he de decirte que si estas leyendo este post, debes tener una mente abierta ya que en mi explicación me apoyaré tanto en estadística como en teorías aun no verificadas (Y que probablemente no lleguen a estarlo, al menos en los próximos años).

Realidad «virtual» o «real»

¿Realmente con que seguridad podemos afirmar que es real todo lo que nos rodea? Que quiero decir con esto, pues si estas viendo por ejemplo una pera, podemos afirmar que existe, ¿o no?… Pensemos en nosotros como si fuésemos una máquina, una realmente compleja, pero una máquina. Ahora pensemos que nuestros sentidos son «periféricos», es decir, igual que un ordenador recibe información de un teclado, un ratón o incluso internet, nosotros tenemos la vista, el olfato, el gusto… Que nos hace percibir «nuestra realidad», esto quiere decir que si nuestro sentidos han sido programados, lo han sido para percibir todo como real.

Con respecto al mundo, nosotros sabemos que la materia está formada por átomos, pero estos átomos están formadas por otras partículas (Sub-atomicas), y estas a su vez por otras. Actualmente se piensa que hay una partícula fundamental (Partícula de Dios) para lo cual se están haciendo los experimentos del acelerador de partículas de Ginebra, personalmente a mi esto me recuerda demasiado a lo que en informática conoceríamos como un bit.

No podemos asegurar que una entidad superior a nosotros haya configurado una realidad en la que estamos viviendo, y debido a las limitaciones con la que nos han creado jamas llegaremos a ser capaces de ver mas allá de lo que podemos ver, es decir, nunca seremos capaces de descubrir que estamos en una «realidad virtual»

Mundo virtual

Para entender mejor este concepto, imaginemos que en unos cuantos años, con una tecnología mucho superior a la que tenemos actualmente (como ordenadores cuánticos) somos capaces de generar un mundo virtual con sus propias reglas físicas basado en el nuestro. El primer paso sería introducirnos a nosotros en dicho mundo mediante tecnología de inmersión (imaginemos unas gafas de realidad virtual y un traje del futuro que son capaces de meternos de lleno en dicho mundo). La pregunta es: ¿Seríamos capaces de descubrir por nosotros mismos que no es nuestro mundo? Evidentemente sí, ya que no tenemos las mismas herramientas para la simulación que las que tenemos en el mundo real, ademas de que identificaríamos cosas que no cuadran con lo que conocemos.

Pero que ocurre cuando no somos nosotros los que nos introducimos en ese mundo, si no que es una inteligencia artificial la que hemos creado para que piense que es su realidad. Al haber diseñado nosotros tanto al ser como su mundo, estos conviven en el mismo plano y se rigen por las mismas normas, por lo que para este ser todo lo que ve será completamente real. Me imagino que ya veréis por donde voy, pero vamos a rizar un poco más el rizo.

Imaginemos que en la realidad virtual que hemos creado, los seres son lo suficientemente inteligentes como para crear otra realidad virtual dentro de la suya, es más, sería posible que nosotros mismos creásemos 50 realidades distintas y dentro de estas se creasen a su vez otras 50 realidades, y así sucesivamente. Esto nos llevaría a la conclusión de que existe tan solo una realidad «real» y 50 elevado a n realidades virtuales (Estos números son solo un ejemplo), por lo que las posibilidades que nuestra realidad sea la buena sería ridícula, casi nula.

«Dios existe»

Una vez tenemos está hipótesis planteada, vamos a tratar de ver como encaja en nuestra realidad, esto explicaría la existencia de un Dios, como una especie de informático, que no es capaz de entrar en nuestro mundo pero podría ínter actuar creando o destruyendo ciertas cosas al igual que puede hacer un programador con su simulación. Ademas explicaría las teorías multidimensionales, ya que podrían existir otras simulaciones en nuestro mismo plano que se rigen por los mismos principios pero tienen leyes distintas, creadas a capricho del programador.

Conclusión

No estoy seguro de que se haya entendido exactamente lo que he explicado, pero si tienes cualquier duda o opinas algo distinto, no dudes en dejar un comentario, ya que este es un tema que da mucho de sí a la hora de hablar de el, y en el que no podemos asegurar nada. Finalmente, ¿Pienso yo que estamos en una realidad simulada? Definitivamente No, pero de eso nunca llegaremos a estar seguros…

 


4 commentarios

swirling · 23 octubre, 2017 a las 2:47 pm

Yo tiraría más por la idea de que somos un experimento orgánico de unos seres extraterrestres. Les hemos servido durante un tiempo para sus estudios y sus conclusiones, probablemente nos hicieran en muchas cosas similares y en otras distintos a ellos para probar nuestro comportamiento, adaptación, supervivencia…etc.
También creo que el experimento fué seguido de cerca hace miles de años (época de los sumerios, mayas, egipcios…etc) y que en un momento determinado dejaron abandonado a su suerte por X motivos, que es como nos encontramos ahora. Este experimento tiene una medida de seguridad para que no generemos problemas más allá de los límites de nuestro planeta y esa medida es la corta limitación de inteligencia de la que nos dotaron y que fué pensada para el auto exterminio en un tiempo determinado de evolución.

    AlexFocus · 23 octubre, 2017 a las 3:16 pm

    Me parece una vuelta de tuerca a la idea realmente interesante, ya que según lo que comentas, es como si fuésemos una simulación pero orgánica y en la misma realidad que nuestros creadores.
    También me parecería viable que para los seres que nos crearon, el tiempo corriese distinto que para nosotros, es decir, 1.000 años nuestros podrían ser como un día suyo, y la época de los sumerios, mayas y demas o incluso antes fue en la que intervinieron en nuestro mundo. Y ahora consideran que es mejor mantenerse al margen viendo como evolucionamos.
    La «putada» sería que como comentas tuviésemos limites, si fueses así, jamas descubriremos el porque de nuestra existencia, al igual que pasa con las simulaciones.

    Muchas gracias por el comentario!

MARTIN MURATURE · 8 enero, 2018 a las 7:46 am

Comparto tu opinión Alex, sobre todo tu respuesta al comentario. Creo que mas que un experimento o simulación, estaríamos dentro de un juego inventado por seres extremadamente mas inteligentes que nosotros. Nos van dando pistas, señales, tecnología. somos tan limitados como ellos quieren que seamos, y por ahora somos absurdamente limitados. Cada vez nos dotan de mas «libre albedrío» para ver cómo nos comportamos o reaccionamos, lo cual lo convierte en una comedia trágica al resultado sirviendo de risas y entretenimiento para ellos. Sin embargo, muy lentamente vamos despertando un poco mas. Lentamente para nosotros ya que coincido que nuestros tiempos no son los mismos que los de ellos. Incluso podría no existir la medida del tiempo para ellos, y que la hayan creado para nosotros.
Te mando un saludo,
Martín

    AlexFocus · 8 enero, 2018 a las 7:51 am

    Muchas gracias por el comentario Martín, muy interesante lo que dices, sobretodo lo de que el tiempo sea una medida creada para nosotros, no creo que seamos capaces de llegar a imaginarlo por ahora, pero poco a poco como tú dices, quién sabe?

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: